Mi Pequeña Venecia

2f01c0b9_o

Todas las semanas es lo mismo, una nueva despedida.

Cuantos amigos me quedan en casa? Cuántas familias separadas por algo que ninguno de nosotros imaginó pasaría? Acaso fue un pecado querer un país mejor y ahora nos estamos quedando sin el mismo?

Mi familia no pertenece a la llamada burguesía, somos una familia de clase media luchadora, que tiene lo que tiene porque se ha trabajado por ello (a punta de sudor como dirían en mi ciudad).

Tengo 32 años y estoy momentáneamente radicada en los Estados Unidos. Llegue hace 3 años con la intención de aprender el idioma y que eso me permitiera entrar a la universidad para estudiar un post grado (siempre fue mi sueño estudiar acá).

Unos me preguntan que deje atrás… Puedo decirles que “Toda mi vida”. Todo lo que creía conocer, todo lo que creía que era yo; pero mi constante dolor de pecho se llama Mi Familia, entiéndase: Papa, Mama, Hermana, Abuelos y Tía.

Tuve la suerte de ser de los últimos estudiantes que no tuvo problema con las divisas a través del Gobierno, entiéndase Cadivi.

Ahora estoy en una encrucijada, extendí mi estadía en este país bajo mis propios medios, míos, no de mi familia, míos. Intento ingresar a la Universidad para lograr mi meta, pero no ha sido fácil. A pesar de tener cinco trabajos, dos que me generan un ingreso (shhh, no lo digan en voz alta porque no debo trabajar) y tres que son voluntarios; entre pagar mis gastos, el dinero no rinde para todo lo que se necesita para las traducciones, certificaciones, exámenes requeridos, etc. Esto ha sido toda una proeza pero sigo optimista.

No estoy aquí por el simple hecho de estar, eso es algo que quiero recalcar, estoy porque quiero estudiar, ser mejor profesional.

Está más que descartado el intentar aplicar para los dólares preferenciales de mi Gobierno, sin mencionar el hecho de que no tengo bolívares para respaldar la compra de los mismos.

Todos estos años de “Revolución” me han dejado con una gran duda, aun no entiendo que significa o que repercute la palabra en sí. Si busco la definición en internet, encontraré que es: “cambio social fundamental en la estructura de poder o la organización que toma lugar en un período relativamente corto”.

Ciertamente este Gobierno de “izquierda-socialista” ha cambiado el País, y solo algunas cosas se les puede aplaudir como el Sistema de Orquestas, la Inversión en el Deporte, el Cardiológico ubicado en Caracas), etc. Pero más son las que nos hacen perder esperanzas de un mejor lugar para vivir.

Un estado paternalista, no funciona, no estamos produciendo, los números hablan por sí solos y mi mayor temor es que el país colapse y mi familia que esta allá me preocupa inmensamente.

Sé que somos muchos los que estamos afuera pero eso no hace que nos deje de preocupar lo que sucede en casa. No crean que vivimos como reyes, muchos hemos tenido que pasar por situaciones poco agradables para sobrevivir, por luchar por lo que queremos y creemos. Yo no vine tan lejos a “vivir la vida”, vine a aprender. Quisiera conocer el día en el que no me preocupe lo que estoy gastando, que todo estará bien.

No nos juzguen por haber tenido la oportunidad de salir de Venezuela, estamos sobreviviendo como podemos. Tengo una amiga que trabaja en un restaurante, es tan pesado el trabajo que no hay día en el cual no llegue a casa con dolores de espalda, se aprovechan de ella porque no tiene papeles y necesita el trabajo.

Es un crimen querer superarnos?

Para qué se crearon los Gobiernos? El único trabajo de ellos es hacer que los ciudadanos puedan vivir y tener oportunidades en pro del crecimiento de la nación.

Dónde están las oportunidades que me merezco como venezolana?

Siempre soñé  con trabajar dentro de la empresa petrolera, PDVSA. Cuando me gradué de la Universidad (2011) intenté ingresar, y qué pasó? Por haber firmado en contra del Gobierno, se me negó el ingreso, mi CV fue simplemente descartado.

Ellos le han hecho un gran daño a la Nación, un gran daño a los venezolanos, esta distancia duele. Gracias a ellos, me pierdo de los últimos años de mis abuelos… es algo justo?

Tenemos todas las posibilidades de ser el mejor País, más que cualquier Emirato Árabe, si  dejáramos el egoísmo y la avaricia de un lado y nos uniéramos con el fin de sacar a Venezuela adelante. Pero, la codicia de unos, nos está aniquilando. Cada vez que tengo que explicar por qué el país esta tan mal teniendo petróleo, mi respuesta se limita a: “tenemos una mala administración”.

Los estudiantes que estamos en el exterior, nos hemos hecho hermanos, entendemos por lo que estamos pasando, nos apoyamos y vemos cómo nos podemos ayudar los unos a los otros.

Piensen en esto: les parece justo que en un apartamento de dos habitaciones vivan cinco personas porque no tienen cómo pagar algo más cómodo? Sin privacidad, vivir con extraños, etc. Pero que el sentimiento de “entiendo por lo que estás pasando” a veces es más pesado y simplemente dejas a un lado las comodidades y decides ayudar.

Aquí me he hecho más fuerte, he madurado, he crecido.

Mi deseo sigue siendo el mismo y capaz es un grito que tiene mil voces: “Venezuela será la que recuerdo de niña, la que soñé de grande y no descansaré hasta que sea el lugar donde quiero ver a mis hijos crecer”.

20 libros que fingimos haber leído

Me declaro cumplable con algunos!

QuéLeer

reading

El equipo de  Book Riot quiso descubrir cuáles son los libros sobre los que más mentimos, esos libros de los que nos vanagloriamos sin tener ni siquiera la intención de abrir su primera página. Para ello, hicieron una encuesta entre sus lectores (que contestaron 828 personas). Los resultados arrojaron una lista de 20 libros en el top del engaño. De entre ellos, como era de esperar, una amplia mayoría de obras canónicas de la literatura y solo tres títulos contemporáneos: ‘La broma infinita’ ,  y ’50 sombras de Grey’ y  ’Harry Potter’, dos sagas de moda.

  1. Orgullo y prejuicio – Jane Austen
  2. Ulises – James Joyce
  3. Moby Dick – Herman Melville
  4. Guerra y paz – Lev Tolstoi
  5. La Biblia
  6. 1984 – George Orwell
  7. El señor de los anillos – J.R.R. Tolkien
  8. El gran Gatsby – F. Scott Fitzgerald
  9. Anna Karenina – Lev Tolstoi
  10. El guardián entre el centeno – J.D. Salinger
  11. La broma infinita – David Foster…

View original post 57 more words

God’s time is PERFECT

True Writing is Rewriting… so, here it goes!

bellafilippi

How all this started? When I started to feel awake? I was in a deep sleep or was my excuse to avoid reality?

I began this journey when I realized I wasn’t breathing, I couldn’t breathe. My destiny changed forever the day I said bye to you.

I know it’s hard to talk about this, to talk about us, to talk about you… but I’m sorry, it was real , you left me with no hopes, I gave you my best , I gave you my best years, and I only asked you to love me in return… I deserved. I never felt complete on your side, I always felt something was missing, but at the same time, when I was in your arms I was safe. It was difficult to understand? It was someone else fault? The problem was you or it was me? It was only me with…

View original post 285 more words

The Wizard of a wound

0008

“Do you want me to make you forget what hurts and erase the wound as it had never happen?” … How could I reject that proposal? I do not know who I was or what I felt before I met him. Erasing a past that was not worth mourning and new emotions he gave me, today are my north although when he is no longer here.

You got me out of that crowd that overwhelmed me, but I always knew you wouldn’t stay, even if I asked you. I read once that soul mates are responsible to reconcile us with life, to heal and hurt at the same time. I loved you.

That was something between two, a secret in dead voices. We enjoyed the taste of envy of those who wanted me and those who wanted you. You had sweetened my nights and my days, I was ready for you and you were ready for me but life proved us we were not destined.

My memories haunt you as much as yours haunt me? I forget to burn your marks, and now I carrying indelible.

Do you remember me? Do you still have my smile that you liked so much etched in your mind on your wettest dreams?

Do you remember that first kiss when I was about to leave?

I’d love to see you again, but, where are you? Let me tell you all that I hide in letters because those eyes are watching us in every step; we have a flame that still has not become ashes.

But, it’s ok now. We will always be like those two lovers on an autumn afternoon walking through the village, hiding from the blessing of some gods.

La hierba siempre es más verde del otro lado.

image

Bendito fue el día en que te conocí en aquella fiesta de cumpleaños. Recuerdas? Aún tengo tu imagen con esa franela amarilla y tus jeans grabada en mi mente.

Por qué fui? Él y yo ya habíamos terminado cuando te conocí. Ahora entiendo que tenía que conocerte y perderme en tu mirada que brillaba con inocencia pero que escondía un demonio en la piel.

Llegaste tarde, yo bailaba despreocupada en medio de la pista. Nunca fuiste puntual ni en el día que te dije adiós. Tan seguro estabas de mí?

Siempre me sentí sola aún  estando a tú   lado. Me cuidabas, me abrazabas pero tenías tanto miedo a ser lastimado que me perdiste.

Esquivaste mis besos, disimulaste tu mirada buscando toparse con la mía. Fuimos hechos el uno para el otro pero en otro tiempo, el presente no es nuestro.

Tu piel canela  caribeña, tu pecho marcado que me seducía y tu voz de mil leguas, todo un conjunto que haría perderse hasta a la más veterana. Los que te hicieron, sabían bien lo que era entregarse en cuerpo y alma porque así es el sabor de tus besos, así es el sabor de tus caricias.

Antes lo sabia, antes lo sentía, que aún  estábamos entrelazados, que nos volveríamos a encontrar, que no importaba si peleábamos o si te pedía que me dejaras en paz… Hoy, no siento nada, todo es incierto y si alguien me pregunta si deseo verte, respondería que no, pero temo que en el fondo si quisiera, tan solo para sentir tu perfume una vez más, para tener esa falsa seguridad entre tus brazos que me hacía ver que todo iba a estar bien y escucharte decir que como yo no hay ninguna aunque me dejaste ir pensando en que regresaría.