Letras que saben a café…

 

a4748f1f_o

Este silencio suena a toda una vida… ¿Lo sientes tanto como yo?

Tengo vivo el ayer de cuando aprendí a amarme cuando fuiste tú el único que me enseñó a amarme a mí misma. ¿Es eso lo que te hace indeleble?

Hoy soy diferente , hoy soy inevitable.

¿Dónde estás?

El otro día te vi partir sin saber el rumbo, pero te conozco y sé  que camino llevarías. El miedo al silencio no me dejó preguntarte y está bien.

Siento que las tierras son altas en ese lugar donde el viento se devuelve en cada suspiro.

¿Caminamos hacia atrás? Porque hacia adelante no vamos a estar, no quiero llegar.

No voy a gritarte mientras corro en la dirección opuesta. Mientras más te tardes, más te desearé noches sin dormir en donde tus demonios te recuerden que yo soy tu inolvidable remordimiento, especialmente cuando a otra has de tocar.

4 Attitudes That Make You Unhappy

f6f63d86_o

  We cannot always get what we want (right, Love?). Every day I’m working on my patience, but why we sometimes look like we are running some kind of a marathon to live?

This is what I think keep us away from our happiness:

  1. “ Keep your friends close, and your enemies closer.”

Why do I need to keep my enemies closer? I have a few good friends and enough people to call bodies.  I only feel comfortable with the ones that I know we have our back to each other. I can feel when someone its going to be bad for me, and I decided not to have that energy around.

2. “Better the devil you know than the devil you don’t”.

One of my girls is seeing a guy that played her in the past. She feels alone and that’s why she is with him again. Why do we need to be in constant company? I’m kind of guilty of the same “pleasure” but, this is not healthy. At the end of the day we are just lying to our self.

3. Stop the complaints.

Everybody has problems, everybody in dealing with their own hell. Life knows what is doing with us, we just need to trust, and specially, in us, in our beautiful way of giving a fuck about things we do not need.

4. Stop Procrastinating.

Do you have trip that you always want it to do? I do. I’m dying to go to New Orleans, but I keep saying “later, later I will go”. When is the right time? I don’t know, and I don’t think anyone knows. 

Anna Frank said: “The best remedy for those who are afraid, lonely or unhappy is to go outside, somewhere where they can be quiet, alone with the heavens, nature and God. Because only then does one feel that all is as it should be.”

Last word for you today… TRUST!

¿Puedes oírme?


Anoche decidí caminar en la oscuridad para leer en las estrellas un poco de paz, no me gusta lo que está en mi mente.

Por la mañana desperté abruptamente sintiendo tu ausencia, me duele y no sé como parar de llorar.

 Todo a mi alrededor parece estarse derrumbando, ¿qué fue lo que hice para que todo saliera tan mal? 

Confiaba  en ella y me traicionó, no lo vi venir.

Hace como 30 años confíe en él porque se supone me protegería de todo lo malo. Y ese mismo tiempo después vino él y me dejé enamorar, ¿cómo hago para que dejen de hacerme daño? Creo que la del problema soy yo.

¿Puedes oírme? Te necesito. Tengo miedo de olvidar tu esencia, tengo miedo de olvidar como sonaba mi nombre en tu voz.

 A veces siento como si mi alma estuviese en un calvario, que estoy pagando lo malo que hice cuando no me conocía. Aquí estoy y no sé como detener lo que parece una muerte anunciada.

Me siento frente al mar he intento respirar pero el agujero no lo logró sellar. ¿De donde saco el abrazo que me ha de amar como lo hiciste tú? Te fuiste sin decirme por donde buscar.

 No te conté que esa última noche pude haber hecho realidad uno de mis sueños para ti, pero él pronunció las palabras que cortaron de raíz lo que no nació. ¿Lo mejor es lo que sucede? ¿Había alguien allá arriba ya viendo por mí antes de tu llegada? 

 A la mañana siguiente sentí como aún me dolían las palabras, que no fueron un sueño. En mi café busqué escuchar tu voz para volver a mi realidad y salir de este castillo de cristal. Pero aún me encontraba bajo los efectos de sus labios carnosos que siempre me hacen querer ir por más aún sabiendo que me han de matar.

Tengo mucho miedo.

DAo1qvtXoAEoQ_k

Ya es costumbre despertarme antes de que amanezca y revisar las redes sociales para saber qué pasó,  es la misma rutina que tengo todas las noche antes de dormir por unas pocas horas. ¿Alguien más siente este cansancio? Ese que no se va ni con el café más negro, y sin sabor.

¿Por dónde puedo empezar a contarles la razón que me quitó el ánimo que corría por mis venas? Tengo días tratando de sentarme a plasmar en letras lo que mis ojeras están gritando, en un semblante que ya luce demacrado.

Tú, que eres mi heroe, tú que estas luchando por mi libertad donde ya no me encuentro . No te conozco pero créeme, estoy tan orgullosa y asustada por ti como sé que tu mamá lo está cuando dices: “ya vengo, voy a marchar”.

No sé cómo decirte que me duele verte sufrir de una manera que solo puedo imaginar pero lloro, inconsolable, cuando veo todo el daño que te han hecho. Perdoname por haberme ido, perdoname por haber sido egoísta y pensar solo en los mios. No pienses que todo es color de rosa para los que estamos afuera, lloramos con la misma intensidad que tú y tenemos miedo, mucho miedo.

Rezo todas las noches antes de dormir como recuerdo hacia mi abuelo (que ya se marchó y a quien no pude decirle adiós). Cuando todo termine, tu nombre será grande porque lo mereces. No necesito que sepas quién soy, pero puedes jurar que el que venga después de mi sabrá quién eres tú.

Tengo noches de insomnio en donde la pastilla para dormir más fuerte  me pasa por encima, no sin antes decir: “No, tú sigue en vela que es lo más útil que puedes hacer”.

No es justo lo que estamos viviendo. Los venezolanos somos gente chevere, ninguna familia se merece este calvario, esta tortura. Los que nos fuimos solos, estamos huérfanos bajo recuerdos al atardecer que no parecen hacer más corto el camino.

No quiero más familias de luto, quiero colgar este vestido negro que me arropa el alma y usar mi tricolor a todo pulmón.

No soy parte de la historia que tiene incontables días en protesta, días con el sentimiento amarillo, azul y rojo a flor de piel. Tal vez me podrán considerar  cobarde por solo escribir pero es mi único grito de guerra cuando en mi día a día debo mantenerlo dentro de mí porque en donde estoy soy solo una inmigrante más.

 

Un lugar llamado Nueva York…

18209763_10155877987332908_2122260144_o

 

Déjame que te cuente cómo me fue en ese viaje de no más de 24 horas a la ciudad donde dicen que los sueños se hacen realidad.

Nueva York, una ciudad que tiene su propia banda sonora, una ciudad que baila al ritmo de anhelos y desventuranzas, de latidos cargados de expectativas de todos aquellos que se atrevieron a darlo todo por un sueño.

Pero, ¿quieres saber qué sentí mientras la recorría? Te lo diré con una sonrisa en el rostro. Sentí que el gran Sinatra me susurraba al oído: “If I can make it there, I’ll make it anywhere. It’s up to you, New York…New York, New York”. Despues, cuando las calles aún se estaban un poco húmedas por la nieve que se comenzaba a derretir, con mis zapatos blancos, que no fueron la mejor elección, entendí a Jay-Z y a Alicia Keys en: “New York, concrete jungle where dreams are made of, There’s nothin’ you can’t do”.

Es un lugar donde todos parecen estar siempre apurados, como que no tienen ni chance de disfrutar una buena taza de café, como la que me tomé en una pequeña cafetería llamada Piccolo Cafe. ¿Será que nadie les ha dicho que la vida esta hecho de momentos y que desperdiciar algo tan marvelous como el momento de un café, tus pensamientos y tú es algo que no se puede dar por sentado?

Te das cuenta de quién es el turista, porque siempre mira hacia arriba, y de quién es el local, porque mira siempre hacia abajo a sus teléfonos.

Ahora bien, hablemos de The National September 11 Memorial & Museum. Un lugar majestuoso donde no se si me sentí impresionada por su belleza o si fue mas el recuerdo de lo que sucedió. Pero les diré que el sonido del agua da una extraña sensación de calma y seguridad.

Conocer la biblioteca fue la parte mágica del viaje, estaba full, tanto de curiosos, como yo, como de usuarios. Se respiraba el olor de los libros, un estilo neoclásico super elegante con paredes, techos y escaleras hechas de mármol blanco. Pensé tanto en mi mamá, la llevaré algún día.

Luego, como no podía faltar, camine por el Central Park. Fue chévere porque me perdí tratando de encontrar el Strawberry Fields. Crecí con Los Beatles porque a mis papas les gustaban. Cuando por fin llegue al IMAGINE, había un muchacho tocándo su guitarra y tarareando las canciones. Me hizo sentir una felicidad que no sé cómo describirla (la música que crea una guitarra, me hipnotiza).

Tengo curiosidad, cuéntame algo, ¿alguna vez te has preguntado qué significa La Gran Manzana para ti? Te ayudaré un poco, empezaré diciéndote que es muy déficit de catalogar dada la mezcla infinita de culturas. Muchos parecen vivir el día a día, mientras otros solo viven de las regalías. Es donde aprendimos, de la mano de Carrie Bradshaw, que su sabor es cosmopolita. Desde la persona que no tiene cómo comprarse un perro caliente en sus mil y un vendedores ambulantes, hasta aquellos que tienen un carro que debe ser 2020 porque jamas lo habia visto. Todo está a la vuelta de la esquina, todo forma parte de un paisaje que se mezcla en un armonioso…caos.

 

Are we fading away?


Can you tell the beat of a heart when it beats fast?
Can you hear the name it is yelling in every heartbeat?

I can read the colors in this city, where tons of promises are made during sunsets and passing dawns. 

I’m not strong enough when you are around, but for some reason it feels right your absence. One thing I’m sure, I cannot fall, I’ve tried but I’m too afraid. 

Could be a mistake if you look closer… it is hurting my sight.

I can see you when is cold, the night says you are here, standing but I can tell you are not alone. 

I don’t have doubts, I know what I have to do, everything started to suddenly goes away and I’m one step closer of my freedom, but it comes with a price… you.

And I know you don’t care.

 I have died everyday since you turned off the lights… I cannot wait for you anymore. Winter will come again and you will leave for good.

I’m scared, I know not even in a thousand years I will find someone who can stop the time as you did. 

I will be ok, I know someone that can show me the beauty of the world we couldn’t see. I will let the life to take you away without my resistance. 

I will see you one day in that place where the high temperatures haunt the day and lowes coat the night. 
I never asked why, but even when I’m walking away and running farther more, I’m defeated by your walls.

I wish I can simulate one more time your kisses with the taste of those Puritan City cookies where I was afraid of getting lost but, in somehow, I found myself in you.

A place call Boston…

e593e207_o

 

I don’t need to be ask too many times to say YES for traveling. This time, East Coast baby, I flew 1366 km (848 miles).

I know the snow was out there, but “the cold never bother me anyway”. So, why not having on my memories a trip to the City of Champions and Tom Brady? and a secret, I was looking for answers, but I came home with more doubts.

Let’s talk about the city, that will be less complicated.

Can someone please explain to me why the snow looks like it is never going to melt? It’s like when I’m making arepas and for some reason, the dough gets hard (yes, I’m still learning how to make my Venezuelan food, people). And what about the size of the streets? Very small, you can almost witness how a car can be hit in any minute; driveways and street parking are not reliable. 

17380173_10155738343517908_64534293_o

26-34 Chestnut St.

As a person how is faithful to her roots, my first stop was brunch at “Viva Mi Arepa”. I cannot describe you how happy I was feeling having food that tasted like home.  Leidi was the most amazing host ever, she cooked for me before they opened the restaurant. I had apabellon criollo (black beans, meatloaf, plantain, rice, cheese, and of course, arepas).

17342243_10155738343857908_1767532208_o

Pabellon Criollo

Another adventure was on Sunday. Lucky me, Bostonians celebrated St. Patricks day. What can I say about this day? I was Irish for one day, and I forgot to pronounce “kiss me, I’m Irish”. The celebration was less catastrophic than Chicago, but people drink a lot too. For this reason, I made a quick stop at the bar “Cheers” (Do you remember the show? With Ted Danson, from 1982 to 1993). 

17380078_10155738343092908_1610066095_o

Salud!

If you know me, you will be sure of this. My favorite place, the library (I’m a geek, I know). Marvelous place, huge and easy to discover. Pieces of art everywhere, and a fun fact, Simon Bolivar bust is in one corner, I felt honored, “Venezuela is in the house”. The location of the library is very convenient, downtown, walk distance from the Boston Common park. And a not so good fact, is located a few steps from where the 2013 terrorist attack happened.

17357337_10155738342902908_1617989573_o

Knowledge is the key.

I spent only 36 hours in Boston. I know there are so many things I missed… should I go there again?

I will list you the other places I visited and maybe you can continue it?

  1. Castle Island (peaceful place for a morning walk, better on the evening).

  2. Beacon Hill (this was call one of the “most beautiful neighborhoods in the US).

  3. King’s Chapel and Burying Grounds (beautiful inside and outside; the cemetery is something you must see).

  4. Hall Marketplace (afternoon walk with a coffee in your hands).

  5. Newbury St.